El sesgo de género en las relaciones

En respuesta a esto, hoy en día existe una gama mucho más amplia de juguetes neutros, además de que cada vez más empresas, conscientes de la importancia de eliminar este sesgo de género, están adaptando su oferta de juguetes y publicidad, con el fin de no hacer suposiciones discriminatorias que limiten el desarrollo de niños y niñas. También en la evaluación del profesorado el sesgo de género se pone de manifiesto creando desigualdades a la hora de la evaluación de la calidad educativa. Autoridad y Mujer. Las relaciones de género afectan a las responsabilidades que las culturas, en cada contexto geográfico, asignan a hombres y mujeres. El sesgo de género se refiere a la omisión que se hace sobre cómo son conceptualizadas las mujeres, los hombres y las relaciones de género en un determinado objeto de estudio o problemática. La ceguera o el sesgo de género constituye un grave defecto que ocasiona errores dentro de la 1 El sesgo de género en el sistema educativo. Su repercusión en las áreas de Matemáticas y Tecnología en secundaria (THEANO) Maria Caprile (coord.), Núria Vallès, Jordi Potrony, Clara Crèixams, Juan Arasanz Introducción. El sexo y el género son determinantes importantes de la salud y el bienestar. El sexo se refiere a un conjunto de atributos biológicos en humanos y animales que están asociados con características físicas y fisiológicas que incluyen cromosomas, expresión génica, función hormonal y anatomía reproductiva/sexual 1.El sexo generalmente se clasifica como femenino o ... El sesgo de género se refiere a la omisión que se hace sobre cómo son conceptualizadas las mujeres, los hombres y las relaciones de género en un determinado objeto de estudio o problemática. La ceguera o el sesgo de género constituye un grave defecto que ocasiona errores dentro de la investigación científica (Margrit Eichler et. al., 1992). Relaciones de género El género, al ser una construcción social, varía de unas épocas a otras, de unos países a otros y de unos grupos sociales a otros en función de la economía, las normas y valores, la religión, el sistema político, la edad, etc. Todo ello hace que De acuerdo con la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, la perspectiva de género se refiere a la metodología y los mecanismos que permiten identificar, cuestionar y valorar la discriminación, desigualdad y exclusión de las mujeres, que se pretende justificar con base en las diferencias biológicas entre mujeres y hombres, así como las acciones que deben emprenderse para ... De los 49 ítems evaluados, este fue el único en el que observamos que los evaluadores varones difieren de las evaluadoras, mostrando un ligero sesgo potencial. Las últimas dos competencias en la tabla, Experiencia técnica/profesional y Perspectiva estratégica , alcanzaron una puntuación significativamente más alta en los hombres cuando ... Relaciones públicas y techo de cristal . El 62.5% de los encuestados manifestó no percibir un “techo de cristal” en el ámbito laboral, mientras que un 12,4% sí lo reconoció. “Es de destacar que las propias mujeres manifiestan no percibir esta barrera”, indican en el artículo. El techo de cristal se define “como una barrera ...

Need grammar proofread for final paper please :)

2020.04.21 18:18 reynita21 Need grammar proofread for final paper please :)

Hi everyone! I am writing my final exam for Spanish and would love some feedback on my grammar and sentence structure. I just want to make sure I make sense and my phrasing doesn't sound awkward. My paper is about violence against women in Mexico. I haven't added any citations.. this is just my rough draft. Any feedback is appreciated. I will link my google docs to make it easier. Thanks again!
https://docs.google.com/document/d/143tHm5uQxtKtKrG693yBEmRK60AoWfHHV6G0BKBbC6Q/edit?usp=sharing
Durante la década de 1990, más de 300 mujeres desaparecieron o fueron asesinadas en Ciudad de Juárez, México. Actualmente, 10 mujeres son asesinadas cada día en México. El hecho de que las mujeres sigan siendo muy susceptibles a la violencia y discriminación es un indicador de que los estereotipos de género tradicionales se penetran en la sociedad mexicana. Muchas mujeres tienen que pedir permiso a sus esposos si quieren encontrar un trabajo o estudiar en una universidad. Por lo general, los hombres controlan el dinero y la propiedad de la familia. La mayoría de los padres deciden pasar su fortuna exclusivamente a sus hijos. Además, priorizan la educación de los hijos. Estas actitudes limitan la independencia de las mujeres y restringen su influencia. Las reglas del patriarcado en realidad no están escritas, pero parecen tan evidentes que incluso las mujeres las respaldan.
A medida que el crimen continúa aumentando en México, la violencia contra las mujeres también ha aumentado. México ha acuñado el término ‘feminicidio’ para describir la violencia contra las mujeres en el siglo actual. El crimen siguió a las promesas del nuevo presidente López-Obrador de que la alta tasa de violencia sexual en México disminuiría como resultado de su presidencia. Sin embargo, la administración de López-Obrador ha recortado significativamente los fondos para proyectos como los refugios para mujeres. En respuesta a la violencia contra las mujeres, las mujeres han comenzado un nuevo movimiento - ‘revolución diamantina.’ El movimiento ganó el nombre después de que las demostradoras tiraron brillo rosado al jefe de seguridad de la Ciudad de México durante su manifestación inaugural. Este bombardeo de brillo avergüenza y confronta al individuo y se ha convertido en un símbolo de la lucha feminista mexicana.
El 16 de agosto de 2019, más de 300 mujeres se unieron para protestar. La protesta no solo fue para exigir el enjuiciamiento legal de los policías involucrados en feminicidios, sino también para fortalecer la política pública contra la violencia de género y la correcta implementación de la Ley General para el Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Se supone que esta ley garantiza la práctica correcta para cualquier víctima que presente un reclamo de violencia de género, pero no ha tenido el efecto positivo que debería tener. Las protestas comenzaron después de que surgieron las reclamaciones de que cuatro policías en la Ciudad de México habían violado a un jovencita de 17 años. Las demostraciones sirven para llamar la atención sobre los cientos de casos que quedan impunes. Sin embargo, algunos de los esfuerzos están siendo enterrados debido a que los medios se centran en el vandalismo que una pequeña mayoría de mujeres está haciendo durante las protestas. El hecho de que los medios de comunicación no se centren en la imagen más amplia de la discrimincacion y los asesinatos de mujeres, realmente resalta la opresión y los obstáculos que enfrentan las mujeres en México. Las manifestaciones pueden ser pacíficas, pero cuando siguen matando y oprimiendo a las mujeres, a veces todo lo que queda es enojo y dolor.
Según las Naciones Unidas, México es el segundo país más peligroso para las mujeres en América Latina. El problema de la discriminación contra las mujeres es difícil de erradicar porque está bien establecido en ideas que suponen que las mujeres son menos que los hombres. Sin embargo, es importante considerar qué factores pueden estar contribuyendo a la violencia contra las mujeres en México. Algunos caussas que se han asociado con la violencia y disciminacion contra las mujeres incluyen: desigualdades de poder, discriminación sexista y presión de grupo. La violencia contra las mujeres en México tiene origin en un contexto de impunidad basado en un sistema patriarcal de desigualdad y exclusión social. Hay un forma sistemática de impunidad en México que refleja la falta de acceso a la justicia. Con frecuencia, las víctimas son discriminadas cuando intentan buscar ayuda o justicia. Las mujeres constantemente enfrentan retrasos injustificados, faltas de pruebas forenses esenciales para la investigación, la interferencia injustificada en sus vidas privadas y muchas veces son culpadas por los autoridades. Para proteger a las mujeres mexicanas, el gobierno debe abordar las causas profundas abordando la cultura misógina clavadas en los sistemas judiciales y educativos del país.
Los expertos también discutan que una cultura de superioridad masculina y propiedad de las mujeres, conocida como machismo, refuerza las actitudes tradicionales de género y la violencia contra mujeres. Este poder a menudo se pone en práctica a través de actos físicos y psicológicos de violencia. La violencia se usa como una táctica para silenciar e intimidar a las comunidades y las personas que abogan por un cambio y es el resultado de normas culturales que toleran que los hombres ejerzan poder sobre las mujeres y las niñas como una práctica aceptada. Históricamente ha habido relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres. Cuando se establece este tipo de relación, las personas se condicionan a aceptar la violencia como un medio legítimo de resolver conflictos, tanto dentro de la familia como en la sociedad en general, creando y perpetuando así un círculo vicioso.
En los últimos años, los movimientos feministas se han organizado dentro de las escuelas contra el asesinato de mujeres y contra el acoso sexual, iniciando importantes debates sobre las nociones de seguridad y protección que intentan escapar de las influencias heteropatriarcales. Inspirándose en el pasado, las mujeres jóvenes continúan los esfuerzos de las mujeres del pasado para construir un futuro más brillante y cambiar las normas de género que continúan oprimiendo a las mujeres. En 1968, un movimiento estudiantil que luchó por los derechos democráticos contra el gobierno autoritario fue el preludio de la segunda ola del feminismo mexicano. Las mujeres desempeñaron un papel central en la protesta contra la corrupción y en lograr los cambios prometidos por la Revolución Mexicana. Desafortunadamente, el papel de la mujer durante las demostraciones estudiantiles en 1968 no se ha reconocido. Las mujeres también participaron activamente en las brigadas callejeras, se enfrentaron a la policía al igual que los hombres, también fueron arrestadas y estuvieron en el centro de los decisiones.
La presencia de mujeres durante la lucha estudiantil mexicana de ‘68 permitió el surgimiento de movimientos feministas para luchar por los derechos de las mujeres. Las estudiantes del movimiento ‘68 se convirtieron en enfermeras, maestras y periodistas. Desafiaron los estereotipos de género y propusieron cambios estructurales para transformar las prácticas tradicionales y restrictivas sobre sexualidad, cuerpo y poder. Pudieron desafiar las normas de género y poner a las mujeres en el espacio público. Estas mujeres no sólo protestaron por el autoritarismo estatal y la violencia policial, sino también enfrentaron el papel de género que se espera de las mujeres tanto en la familia como en la sociedad en general.
Años después del movimiento estudiantil de 1968, los estudiantes y las mujeres mexicanas aún están enfrentando la misma estructura de opresión, en un contexto de violencia más peor. Viviendo en una sociedad hostil, los movimientos de mujeres han sido en los últimos años las organizaciones más activas dentro de las escuelas. En el siglo actual, en una era donde el conocimiento, la ciencia y los derechos humanos han alcanzado su máxima expresión, las mujeres continúan siendo tratadas de una manera menos justa que los hombres. Con la violencia aumentandose, una nueva generación de feministas mexicanas están movilizando con tácticas más radicales con la esperanza de obligar al gobierno a actuar.
Muchos estudios revelan un sesgo cultural por el cual las mujeres son criticadas por buscar el poder, hablar demasiado en entornos públicos, expresar enojo o ser asertivas cuando negocian un salario más alto. Las líderes femeninas que muestran estas cualidades son percibidas como hostiles y desatentas. Sin embargo, la nueva generación de mujeres tiene la responsabilidad de crear una cultura que mantenga la lucha de la equidad de género. Invertir en las mujeres no es solo una cuestión de derechos humanos fundamentales, sino también una cuestión de liberación de una enorme fuerza para el crecimiento económico, social y cultural.
La impunidad por el asesinato de mujeres ha sido durante mucho tiempo la norma en México. Esta plaga refleja una impunidad institucionalizada por crímenes contra la mujer. Sin acción, habrá un aumento de feminicidios en todo el país. La violencia contra la mujer debe ser erradicada, no solo disminuida. La historia puede mostrar que las normas y la convención de género pueden ser complejas y duraderas, pero también que son flexibles y pueden ser, hasta cierto punto, susceptibles de cambio. Las mujeres y los hombres jóvenes deben aprender a reconocer y combatir los estereotipos que persisten en su vida cotidiana. Todavía queda un largo camino antes de que las autoridades se involucren por completo en el tema del feminicidio y tomen medidas inmediatas para salvaguardar la vida de las mujeres. Mantener el tema del feminicidio bajo los focos y hacer que la información esté disponible y accesible para las mujeres, es clave para responsabilizar a las autoridades y prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas.
submitted by reynita21 to Spanishhelp [link] [comments]


2020.01.22 02:29 alforo_ Tus hijos no son tuyos

La derecha tiene una orientación mental muy curiosa. Basta que Isabel Celaa, ministra de Educación, diga que los niños no son propiedad de sus padres, para que salten como fieras con espumarajos en la boca. “Si no son propiedad de sus padres, ¿de quién son?”, han preguntado. “¿Del Estado? ¿Del partido?” “Mis hijos son míos y no del Estado”, ha llegado a afirmar Pablo Casado, en un ejercicio de identificación con las ideas de Vox que muestra hasta qué punto los partidos de la derecha son la misma rata con distinto collar.
Y el hecho es que… no. No lo son. Ni de los progenitores, ni del Estado, ni del partido, ni de nadie. Los hijos son suyos propios porque son seres humanos. Debido a que no tienen plena autonomía, se configura sobre ellos una red de potestades jurídicas, que corresponde primariamente a los progenitores y secundariamente a otros sujetos (profesores, jueces) y que a veces incluye el derecho de impartirle al niño órdenes o instrucciones o de imponerle castigos. Eso nadie lo discute.
Pero eso no quiere decir que tus hijos sean tuyos. Muy al contrario. Esa red jurídica que hay sobre ellos (y que, de nuevo, no solo te corresponde a ti como progenitor) tiene como finalidad principal protegerlos, educarlos y cuidarlos. Si quieres seguir con el lenguaje de la propiedad, que insisto en que es incorrecto, deberías decir más bien que tú no eres propietario de tus hijos, sino su custodio o depositario. Tienes la obligación de velar por ellos, de cuidar que estén bien y de estimular su potencial, para que al llegar a los 18 años se los puedas devolver a sus verdaderos dueños en un estado de conservación óptimo.
Por eso se llama “patria potestad” y no “propiedad sobre los hijos”. En derecho, una potestad es un derecho-deber, es decir, una relación jurídica que otorga una serie de facultades (por ejemplo, en el caso de los hijos, tomar toda clase de decisiones por ellos) pero a la vez es obligatorio ejercerla, no puede ser desatendida. Yo a mi propiedad la puedo dejar abandonada si quiero; a mi hijo no: debo ejercer la patria potestad y debo ejercerla bien, pensando siempre en el interés superior del menor y no en mis propios prejuicios, traumas, sesgos o problemas emocionales.
Precisamente por todas estas razones (porque tus hijos no son tuyos, porque son personas que deben ser cuidadas), existe otra serie de instituciones que también tienen potestades sobre los niños. Estas potestades no son la patria potestad, pero existen y no se pueden obviar. Así, los centros educativos tienen potestad para educar, una potestad derivada directamente del artículo 27 de la Constitución. Ese artículo del cual parece que solo existe el párrafo 3 (que regula el famoso derecho de los padres a decidir la formación moral de sus hijos), pero que en realidad es bastante largo. Incluye, por ejemplo, el párrafo 2, que fundamenta la educación en valores como el objeto de la educación.
Ya hemos hablado alguna vez de cómo la derecha interpreta el derecho de los padres a decidir la formación moral de los hijos. Este derecho sin duda existe, pero no puede entenderse como algo omnicomprensivo, es decir, como la facultad de envolver a tus hijos en una burbuja moral donde no entre nada más que tu propia influencia. Primero, porque no es posible. Y segundo, porque existen otros sujetos con potestades para cuidar a tu prole y garantizar su superior interés.
Esto nos lleva, claro está, al tema del PIN parental. El nombre, por cierto, es una chuscada, una simple copia del mecanismo que existe en páginas web y plataformas de televisión para bloquear el acceso de los menores a determinados contenidos. Exactamente eso es lo que es. Se trataría de la obligatoriedad de que los progenitores presten su consentimiento expreso a las actividades llamadas “complementarias”, es decir, a las charlas y talleres que se dan en horario lectivo pero no son las asignaturas del programa.
El problema aquí es de terminología. Es como las pagas extraordinarias, que mucha gente se cree que son una especie de regalo del empresario en vez de una de las catorce partes en que se divide el salario anual. Pues aquí lo mismo: las actividades complementarias son igual de obligatorias que las asignaturas en las que se divide el programa (es decir, que las Matemáticas, la Lengua, el Inglés o las Ciencias Sociales), porque son parte de la programación del centro escolar.
Volvemos al artículo 27 CE: como ya hemos mencionado, dice muchas cosas. Y una de las cosas que dice es que los centros públicos tienen autonomía de gestión por medio de órganos que representen a la comunidad educativa (artículo 27.7). Esta autonomía no llega hasta el punto de poder crear un currículo completo, pero sí puede establecer asignaturas optativas o, como es el caso que nos ocupa, actividades complementarias: el documento donde se toman estas decisiones es el proyecto educativo del centro, que es público y se revisa con periodicidad. Si no te gusta, cambia al niño de centro o preséntate al Consejo Escolar, pero los vetos están de más.
“Objetar” a las charlas de “contenidos polémicos” o de sexualidad es igual que objetar a las matemáticas: sin duda una declaración de intenciones, pero ilegal. Invade potestades ajenas, potestades que están para garantizar los derechos de un menor de edad. Sí, los derechos. Recibir educación sobre sexualidad, sobre violencia de género y sobre cuestiones LGTB es un derecho, porque en el siglo XXI saber de estos temas es necesario para “el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”. Vaya, he vuelto a citar la Constitución.
Una cosa que quizás no sabías, José Alberto: los menores de edad (sí, tus hijos también) mantienen relaciones sexuales. Los menores de edad (sí, tus hijos también) se ennovian, y en esas relaciones pueden aparecer dinámicas de maltrato. Los menores de edad (sí, tus hijos también) van a tener amigos LGTB o van a serlo ellos mismos. Gestiónalo como mejor puedas, porque esto son verdades. Y es necesario darles herramientas para que se enfrenten preparados a estas cuestiones, igual que se les dan charlas de educación vial o de prevención contra incendios, igual que se les lleva de excursión a lugares de interés o igual que se les explican contenidos más reglados. Punto.
¿No te gusta? Lo lamento mucho, pero es lo que hay. La escuela, la escuela pública, está para garantizar que todo el mundo recibe unos estándares mínimos de conocimiento, y las “cuestiones polémicas” hace mucho que están dentro de ese estándar mínimo, merced a la formación en valores. Insisto, tienes herramientas para (intentar) evitarlo, pero mientras tu hijo esté matriculado en un centro público, las charlas y actividades complementarias son obligatorias. Y si lo que se habla en ellas está en contra de la educación que queréis darle en casa, tenéis una solución: que vuestra posición sea mejor, para que triunfe frente a los contenidos transmitidos por la escuela.
Porque esa es otra. ¿Tan poco confiáis en vuestros valores como para pensar que unas pocas charlas al año se los van a cargar? ¿De verdad creéis que vuestras ideas son tan débiles que la única forma de que se transmitan a vuestros hijos es aislándolos, de manera que no reciban ninguna otra influencia? Tiene que ser triste vivir en un mundo que da tanto miedo, ¿eh? Pero, de nuevo, ni vuestra prole ni los profesores del colegio tienen la culpa de que estéis asustados.
El PIN parental no sirve para garantizar el derecho de los padres a que los hijos reciban formación moral de acuerdo a sus convicciones, porque ese derecho no lo abarca todo. Al contrario, el PIN solo vale para coartar las potestades de otros sujetos que pueden impartir formación de carácter ético, señaladamente la escuela pública. Y eso no se puede hacer. Por eso, tengo la sensación de que no tardará en caer, sea por presión política o por decisión judicial.
Pero, como siempre, queda el resto. El residuo. Queda la reclamación de Vox, queda el PP subiéndose al carro con alegría digna de mejor causa y queda Ciudadanos siendo la veleta habitual pero que al final votará lo que tenga que votar. Esta mierda ilegal y que se basa en la patrimonialización de seres humanos todavía no se ha expandido al resto de Comunidades Autónomas donde gobierna el trifachito, pero es cuestión de tiempo que lo haga.
Y allí donde lo haga tendrá que tenernos enfrente. http://asihablociceron.blogspot.com/2020/01/tus-hijos-no-son-tuyos.html
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2019.02.15 15:18 keylanaomi Defensa integral contra los argumentos anti-trans

Traducido del post original publicado por el usuario u/Dgunner para asktransgender
Link> Comprehensive Defense Against Anti-Trans Talking Points
Siento no poder traducir todos los links, ya que tampoco los leeré, (me gusta informarme pero tampoco soy tan minuciosa)

📷

Como veo que muchas personas dicen lo mismo una y otra vez, quise hacer una lista bien hecha con referencias. Lo estructuraré comenzando con un punto de conversación anti-trans de uso común, y luego intentaré refutar el punto de conversación. Tenged en cuenta que esto solo es aplicable si acepta a la Asociación Americana de Psiquiatría, la Organización Mundial de la Salud y el Centro Nacional de Información Biotecnológica como fuentes confiables de información sobre salud y bienestar psiquiátrico.
Para aquellxs de ustedes que no son de los Estados Unidos, el Manual estadístico y de diagnóstico de trastornos mentales de la APA versión 5 es muy similar a la Clasificación estadística internacional de enfermedades y problemas de salud relacionados de la Organización Mundial de la Salud (CIE-10), y Si bien algunas de las frases y la terminología son diferentes, la mayoría de los conceptos y principios fundamentales son los mismos.
Con eso dicho, aquí va.
1.) "Las personas transgénero tienen, por definición, un trastorno mental".
La organización responsable de definir qué es y no es un trastorno psiquiátrico , la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, tiene esto que decir al respecto (a través del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales Versión 5 (DSM-5 en breve, solo lo usaré la forma abreviada de aquí en adelante):
"El DSM-5 tiene como objetivo evitar el estigma y garantizar la atención clínica para las personas que se ven y sienten que son de un género diferente al género asignado. Reemplaza el nombre de diagnóstico" Trastorno de identidad de género "por" Disforia de género ", al igual que otros importantes aclaraciones en los criterios. Es importante tener en cuenta que la no conformidad de género no es en sí misma un trastorno mental. El elemento crítico de la disforia de género es la presencia de un trastorno clínicamente significativo asociado con la enfermedad ".
En resumen, las personas que literalmente escribieron la definición de trastorno mental, el 100% rechazan la idea de que ser transgénero significa ser un trastorno mental.
2.) "Las identidades transgénero son una ilusión/alucinación".
Una identidad transgénero no se ajusta a la definición psiquiátrica de "ilusión", ni ha sido codificada como tal en el DSM.
Si bien la definición de "ilusión" puede variar [1] [2] [3] [4] [5] , el consenso común parece ser que una ilusión es una creencia sostenida con una fuerte convicción a pesar de la evidencia superior al contrario.
Hay evidencia aquí en este post, y por todas partes si la buscas. La evidencia para apoyar tanto la legitimidad de las identidades no binarias y transgénero como fenómenos no disfuncionales, y pruebas que demuestran los beneficios clínicos significativos de lo que comúnmente se llama "atención afirmando" (intervención médica principalmente a través de la terapia de reemplazo hormonal y alteraciones quirúrgicas, diseñado para cambiar o "Transición" del cuerpo de una persona para ser más congruentes con el género que sienten que son).
Pruebas de apoyo = no ilusión.
3.) "Las estadísticas sobre las tasas de suicidio de personas transgénero demuestran que son mentalmente inestables".
Se acepta dentro de las comunidades médica, de salud mental y sociológica que estas estadísticas de suicidio adverso reflejan una combinación de estrés de minorías y falta de acceso a la afirmación de atención médica. Cuando se les da acceso a entornos de apoyo y atención médica, la calidad de vida de las personas transgénero (incluida la salud mental) no es significativamente diferente de la población general .
Este estrés minoritario se agrava cuando se considera que las personas transgénero lo están experimentando en relación con una parte gigantesca de la experiencia humana que nunca se ha cuestionado realmente antes, al menos no en los medios de comunicación tradicionales como lo ha hecho en los últimos años.
Hay que añadir el hecho de que todavía no comprendemos completamente el género en el cerebro, y ustedes tienen una receta para el estrés, la duda, el odio a sí mismo y un sentido de total desesperanza / pérdida de identidad. La receta perfecta para un ser humano que sufre emocionalmente.
4.) ¿Qué pasa con la teoría autoginefilia del Dr. Ray Blanchard?
La teoría del Dr. Blanchard se publicó por primera vez en 1985, y el último artículo se publicó en 1993. Han pasado muchas cosas en los últimos 30 años , y la autoginefilia de Blanchard ha regresado recientemente a la luz de la cal debido a la creciente conciencia y representación del transgénero. Personas en los medios de comunicación.
La teoría de Blanchard esencialmente sugiere que solo hay 2 clasificaciones de individuos transgénero, "transexuales homosexuales" y "transexuales heterosexuales".
(Transexual es un término anticuado, las personas que en realidad son "transexuales" ahora se llaman "intersexuales". El sexo es una descripción biológica del cuerpo físico, y no implica género , un fenómeno de la mente).
Los "transexuales homosexuales" de Blanchard:
Los "transexuales heterosexuales" de Blanchard:
Desde el BAT (juego de palabras destinado a [Teoría de Autogynephila de Blanchard]), esta teoría se puede descartar por el hecho de que no tiene responsabilidad ni explicación para los transgéneros entre mujeres y hombres, y géneros no binarios. De hecho, esas personas existen, por lo que la autoginefilia no explica o encapsula completamente la experiencia transgénero.
Otra crítica común de la investigación de Blanchard es que no solo se trata exclusivamente de personas transgénero de hombres a mujeres, sino que también se basa exclusivamente en la noción de hombres sexualmente agradables. No tiene en cuenta la idea de una mujer homosexual transexual real (una lesbiana). Las lesbianas no entienden la idea de sí mismas como mujeres, se desprenden al tener intimidad con otras mujeres por las que se sienten atraídas.
Además, el hecho de que la investigación de Blanchard no tenía un grupo de control, y gran parte de ella fue víctima del sesgo del observador , un fenómeno en el que la (s) persona (s) que realiza el estudio distorsiona los datos al no ser totalmente objetivo y metódico, es también Una buena refutación de la validez de su teoría.
La investigación de Blanchard también cometió los errores de confundir la correlación con la causalidad, y la combinación de la orientación sexual con la expresión de género, que eran errores bastante comunes de cometer hace 30 años . Sin embargo, dado que gran parte de su investigación se basó en estas conexiones falsas, no puede conciliarse con nuestra comprensión moderna del género y la sexualidad, o con los principios modernos del método científico. La correlación que confunde honestamente con la causalidad es bastante mala incluso hace 30 años.
Además, el estrés de las minorías era mucho más alto en el momento de las personas transgénero, y muchos de ellos sentían una presión inmensa para decir las cosas correctas, para que no se les negara el tratamiento o, peor aún, encerrados en un instituto mental. No fueron los sujetos más óptimos para un estudio psicológico.
En esencia, Autogynephilia es una teoría fechada que fue víctima de las visiones menos educadas de su tiempo, los sesgos de quienes dirigen el estudio y los temores dentro de los que se estudian. Expertos modernos en ciencia y medicina casi por unanimidad dan reseñas mordaces de BAT .
BAT no es aceptada por ninguna de las principales organizaciones psiquiátricas o de atención médica.
5.) "El género es simplemente una construcción social. No hay evidencia de que puedas tener un cerebro femenino en un cuerpo masculino o viceversa".
En realidad, hay pruebas muy sólidas de los orígenes biológicos de la identidad de género.
De Winneke et Al , Environmental Health Perspectives, 2013:
"... Llegamos a la conclusión de que existe evidencia suficiente de que las EDC modifican el dimorfismo sexual del comportamiento en los niños, presumiblemente al interactuar con el eje hipotálamo-pituitaria-gonadal (HPG)".
De Chung y Wilson , European Journal of Physiology, 2013:
"La diferenciación del cerebro dependiente del género se ha detectado en todos los niveles de organización (morfológica, neuroquímica y funcional) y se ha demostrado que está principalmente controlada por las diferencias de sexo en los niveles de hormonas esteroides gonadales durante el desarrollo perinatal".
De Swaab y Bao , Neurociencias en el siglo XXI, 2013:
"La identidad de género (la convicción de pertenecer al género masculino o femenino), la orientación sexual (hetero, homo o bisexualidad) ... están programadas en nuestro cerebro durante el desarrollo temprano. No hay evidencia de que los entornos sociales posnatales tengan alguna Efecto crucial en la identidad de género u orientación sexual ".
De Serkan Karaismailoğlu; Ayşen Erdem , Revista de la Asociación Ginecológica Turco-Alemana, 2013:
"En los machos humanos, mostramos que la variación en la testosterona fetal (FT) predice más tarde el volumen local de materia gris de regiones específicas del cerebro en una dirección que sea congruente con el dimorfismo sexual observado en una gran muestra independiente de machos y hembras de la misma edad del NIH Repositorio de datos de resonancia magnética pediátrica ".
De Jürgensen, et al. , Revista de endocrinología y metabolismo pediátrico, 2010:
"Hay pruebas sólidas de que las altas concentraciones de andrógenos conducen a un comportamiento más típico de los hombres y que esto también influye en la identidad de género".
Según estos y muchos otros médicos, las identidades de los transgéneros parecen ser un desajuste genuino entre las características sexuales primarias y los fenotipos neurológicos durante el desarrollo prenatal.
6.) "Estas personas necesitan asesoramiento sobre salud mental para corregir su identidad, no una intervención médica".
Cada organización médica y de salud mental importante en los Estados Unidos apoya oficialmente el acceso a la atención afirmativa. Esto se debe a que décadas de investigación revisada por pares han demostrado que es la forma más efectiva de tratar la disforia de género .
Se ha demostrado de manera abrumadora que afirmar que la atención médica es efectiva y tiene un beneficio clínico importante para las personas con disforia de género. Los estudios de seguimiento han demostrado un efecto benéfico innegable de la cirugía reconstructiva genital en los resultados postoperatorios, como el bienestar subjetivo, la cosmesis y la función sexual (DeCuypere et al., 2005; Gijs & Brewaeys, 2007; Klein & Gorzalka, 2009; Pfafflin & Junge, 1998). También se ha encontrado que GRS conduce a una disminución cuantitativa en los intentos de suicidio y el uso de drogas en poblaciones postoperatorias (C. Mate-Kole et al., 1990). En estudios donde se negó la atención afirmativa, los pacientes mostraron resultados significativamente peores (Ainsworth y Spiegel, 2010; C. Mate-Kole et al., 1990).
Además, se ha encontrado que la asesoría para cambiar la identidad de género es inefectiva y potencialmente dañina. El cuerpo principal de expertos médicos y de salud mental en el cuidado de personas transgénero, WPATH, tiene esto que decir acerca de cómo cambiar las identidades de género de las personas:
"El tratamiento dirigido a tratar de cambiar la identidad y expresión de género de una persona para que sea más congruente con el sexo asignado al nacer se intentó en el pasado sin éxito (Gelder y Marks, 1969; Greenson, 1964), particularmente a largo plazo (Cohen- Kettenis y Kuiper, 1984; Pauly, 1965). Tal tratamiento ya no se considera ético ".
En 2012, como resultado de fracasos pasados ​​y los daños observados, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría emitió la siguiente declaración sobre los intentos de cambiar la identidad de género de una persona:
"La técnica psicoanalítica no abarca los intentos decididos de" convertir "," reparar ", cambiar o cambiar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de un individuo. Dichos esfuerzos dirigidos van en contra de los principios fundamentales del tratamiento psicoanalítico y con frecuencia resultan en un dolor psicológico sustancial al reforzar Dañar actitudes internalizadas ".
Los tribunales también están reconociendo esto. Los tribunales federales de Nueva Jersey y el Noveno Circuito acordaron que las afirmaciones de los defensores de la terapia reparativa para la identidad de género y la orientación sexual noestán respaldadas por la ciencia . El tribunal de distrito en Nueva Jersey también está permitiendo que los demandantes demanden por daños y perjuicios como resultado del daño causado por la terapia reparativa.
Simultáneamente, un nuevo estudio del Instituto Williams sobre consejería de salud mental para minorías sexuales muestra que aquellos que buscaron consejería de salud mental de un consejero religioso o espiritual (que es más probable que los inste a cambiar) tuvieron más probabilidades de intentar suicidarse posteriormente que aquellos que no buscó ningún tratamiento en absoluto.
7.) "XX Cromosomas = Mujer, XY = Hombre".
Así es como funcionan normalmente los cuerpos humanos, sí. Sin embargo, es posible tener síndrome completo de insensibilidad a los andrógenos (CAIS) , o deficiencia de 5-alfa-reductasa , o síndrome de Swyer , o [mosaicismo genético] ( https://en.m.wikipedia.org/wiki/Mosaic_ ( Genética)) ), o deficiencia de 17-beta-hidroxiesteroide deshidrogenasa III , o virilización inducida por progestina , o exposición prenatal a dietilestilbestrol , disforia de género , o cualquiera de una amplia gama de variaciones basadas en endocrina que pueden hacer que una persona tenga cromosomas. que no coinciden con sus características sexuales primarias o identidad de género.
En al menos un caso documentado, una mujer con cromosomas XY se desarrolló como una mujer normal, se sometió a la pubertad espontánea, alcanzó la menarquia, menstruó con regularidad, experimentó dos embarazos no asistidos y dio a luz a una hija 46, XY con disgenesia gonadal completa.
Es importante comprender la distinción entre cromosomas, rasgos sexuales primarios, genitales, orientación sexual y género. Todas estas son propiedades descriptivas separadas de los seres humanos.
Sus cromosomas no son más que estructuras similares a hilos de ácidos nucleicos y proteínas que se encuentran en los núcleos de la mayoría de las células vivas, y contienen información genética en forma de genes.
Los cromosomas no son una impresión azul, son una receta. Cada vez que pasas la receta, la naturaleza la altera solo un poco. A veces esas alteraciones no hacen nada médicamente significativo, a veces hacen que una persona sea diferente de lo que la mayoría consideraría "normal". Esto es simplemente un subproducto de la evolución y las copias imperfectas del ADN creado durante la reproducción.
Sus rasgos sexuales primarios son una descripción biológica de su cuerpo físico. ¿Esta persona tiene un pene o una vagina? ¿Pechos o no senos? ¿Ovarios o testículos? Etc.
Dado que los genitales (una subcategoría de rasgos sexuales primarios) deben explicarse por sí mismos, saltaré directamente al género.
Imagina al hombre más estereotípicamente físico y mentalmente masculino del mundo y a la mujer más estereotipada física y mentalmente femenina del mundo. Cada uno de los seres humanos que ha estado, y siempre estará vivo, se sienta en algún lugar en un espectro entre estas dos personas imaginarias (a excepción de los no binarios, sienten que no existen en ningún lugar en ese espectro).
El género es tu sentido general de dónde estás en ese espectro. Al igual que con muchas otras cosas, la diferencia entre dónde se encuentra y donde la sociedad cree que debería estar es donde reside la controversia.
La orientación sexual es lo que te atrae, física y mentalmente.
En términos generales, la mayoría de las personas se orientan en sus niveles más básicos por los rasgos sexuales primarios. Ven a una persona con un cuerpo femenino, masculino u otro atípico, y se sienten atraídos sexualmente por esa persona.
Muchas personas también se orientan por personalidad e inteligencia. Incluso hay algunas personas que se orientan casi exclusivamente por estos rasgos mentales. Estas personas son conocidas como pansexuales.
8.) "¿Cómo puede un niño saber si es o no transgénero? Cuando yo era niño quería ser (inserte un nombre arbitrario)".
En primer lugar, el argumento de "cuando era joven quería ser XYZ" es irrelevante porque las personas que lo usan están combinando el sentido constante de ser hombre, mujer u otro género, con el deseo pasajero de ser objetos inanimados. , personas completamente diferentes, ideas abstractas u otros conceptos intangibles, etc.
En segundo lugar, nada permanente le tiene que pasar al niño una vez que declaran que son transgénero. Ese no es el fin del mundo. No reciben de inmediato la cirugía reconstructiva genital o la terapia de reemplazo hormonal, ni nada de eso. En la mayoría de los casos, lo que sucede a continuación está determinado únicamente por los tutores legales del niño, quienes pueden elegir:
O...
Solo hay una opción en esta lista que puede causarle daño mental o físico inmediato al niñx, y eso es ignorar al niñx. Descubrir que tus padres no te apoyan simplemente por lo que eres (especialmente para un hijo único como yo) es devastador. Cuanto más joven es el niño, mayor es el daño que puede causar. El temor de que estos niños sean demasiado ignorantes para comprender sus propias identidades lo suficientemente bien como para hacer cambios permanentes en sus cuerpos es, en realidad, bastante noble.
Sin embargo, hay un gran problema en dejar que el miedo guíe la decisión de si el niñx recibe atención afirmativa ... Tiende a hacer más daño que beneficio . Lxs jóvenes transgénero son extremadamente vulnerables a una multitud de problemas, incluido el abuso de sustancias, el suicidio, el abuso infantil, el abuso / asalto sexual y los trastornos psiquiátricos. Grossman, Arnold H. y Anthony R. D'augelli. "Jóvenes transgénero: invisibles y vulnerables". Diario de la homosexualidad 51.1 (2006): 111-128. Negarles las hormonas no solo les causa agitación emocional, sino que también con frecuencia los lleva a obtener hormonas de todas formas por medios ilícitos, y posteriormente dañar sus cuerpos y exacerbar la angustia emocional de su disforia de género.
Investigaciones recientes han demostrado que en pacientes cuidadosamente seleccionados (seleccionados cuidadosamente para el tratamiento, no para los propósitos del estudio), las personas que hacen la transición a los jóvenes sufren pocos efectos adversos y mantienen un nivel de funcionamiento más alto que antes de la transición . Además, los resultados del tratamiento se consideran mejores cuando se ofrece a una edad más temprana. Cohen-Kettenis, P T. Dillen, C M. Gooren, L J. (2000) "Tratamiento de transexuales jóvenes en los Países Bajos" Nederlands Tijdschrift voor Geneeskunde 144 (15): 698-702, 8 de abril de 2000
Como advertencia final presentaré mi propia experiencia personal en el asunto. Cuando tenía aproximadamente 4-5 años, le dije a mi madre que quería ser una niña como ella cuando creciera, y la reacción que tuve, combinada con las reacciones que tuve en otras épocas durante mi juventud cuando mostraba rasgos femeninos. , me hizo interiorizar muchos aspectos de mi personalidad.
Ahora, más de dos décadas después, ya pasé la pubertad masculina, todavía me siento más como una mujer que como un hombre, pero mucho peor por esperar tanto tiempo. Por un lado, nunca me veré como me siento, porque la pubertad masculina ha terminado para mí y mis huesos han terminado de crecer y moldear. Por otra parte, ahora tengo más de 20 años de conflictos internos y el filtrado de la expresión para desactivar, y 20 años de tiempo perdido cultivando una versión masculina de mí mismo en lugar de descubrir quién soy realmente como persona, independientemente de si coincide con la forma en que otras personas Creo que debería serlo.
Entonces, si estás de acuerdo con que estos niñxs estén marcados emocionalmente por siempre, solo para adaptarse a las nociones regresivas y conservadoras del género, entonces no cambies. Solo recuerde que ignorar o racionalizar el dolor de un niño no hace que desaparezca. Te lo puedo decir personalmente, siempre estará ahí ...
Ahora tengo 27 años y no hay nada de lo que me arrepienta más en el mundo, que mi ingenua e impulsiva decisión de esconderme de esto cuando era un niño pequeño. No sabía nada mejor, solo quería que mamá y papá estuvieran orgullosos de mí y me di cuenta de que eso nunca sucedería mientras yo todavía quisiera ser una niña.
9.) "Nunca pasarás porque ________".
"La pubertad ha terminado, ya no tienes la estructura ósea correcta:"
Esta mujer transgénero comenzó cuando tenía 30 años.
Este hombre transgénero comenzó cuando tenía 27 años.
"Eres demasiado alto / bajo".
Esta es Jennifer Lacy, una jugadora de la WNBA de 6 pies y 3 pulgadas de alto, con género femenino al nacer.
Este es el famoso actor y comediante Kevin Hart, hombre de género al nacer, 5 pies y 3 pulgadas de alto.
"Todos sabrán, las personas transgénero nunca pasan".
Esta es Ines Rau, una mujer transgénero que trabaja como modelo.
Este es Shane Ortega, un hombre transgénero que es sargento en el ejército de los Estados Unidos.
Entiendo que algunos de estos son casos extremos, pero escúchame. La gente viene en todas las formas y tamaños. Si trabajas lo suficiente , todo es posible.
La forma en que se ve solo debería ser importante para usted, y ajustarse a un estereotipo visual para el género que quiere que se vea, es en cierto modo tan malo como ajustar un estereotipo visual para el género que las personas asumen que está basado en su sexo primario. rasgos Es una forma de esconderse del hecho de que cada persona es diferente.
Es triste que las personas juzguen a los demás de forma tan dura por su apariencia, pero no hay forma de escapar. No puedes cambiar la naturaleza humana, y con eso en mente hay un par de cosas importantes que debes considerar.
En primer lugar, decir que alguien parece demasiado masculino para ser mujer o demasiado femenino para ser hombre, no tiene en cuenta todo el increíble ingenio que los seres humanos pueden ejercer (jeje) cuando cambian y dan forma a sus cuerpos.
Hay hormonas, dieta, ejercicio, cirugía, corsés, pelucas, remeras, acolchados, acolchados, suplementos proteicos, trasplantes de cabello, afeitado, cuidado de la piel, propecia, rogaína, maquillaje, estilo de ropa y muchas otras formas de cambiar su apariencia física. a algo con lo que estás más bien.
La resistencia y la determinación son muy poderosas al unísono.
De cualquier manera, la mayoría de nosotros solo queremos que nos dejen solos para vivir nuestras vidas en paz, pero de una manera seremos absolutamente miserables y de la otra manera seremos felices, lo que me lleva a mi segundo punto ...
Decirle a alguien que nunca se verá como quiere es una de las cosas más malas que puedes decirle a alguien que nunca se ha visto como quiere.
Ser hiriente no va a traer progreso, no va a resolver nada. Ser hiriente es ceder al caos del problema, en lugar de actuar con la intención y tratar de resolverlo.
10.) "No me importa lo que tengan que decir los científicos y los psiquiatras: si naciste con un pene, eres un hombre, si no eres una mujer".
Más allá del hecho de que atacar a nuestra sociedad en general se considera una mala forma, esta línea de pensamiento no tiene en cuenta a las personas intersexuales (las personas cuyos cromosomas, genitales y rasgos sexuales primarios no coinciden "normalmente", y / o los genitales de quiénes son difíciles de distinguir como estrictamente hombres o mujeres). Como las personas intersexuales existen , los genitales claramente tampoco pueden ser el factor decisivo en el género.
Afortunadamente, las organizaciones de medicina y salud mental siguen una investigación revisada por pares cuando desarrollan políticas, y los tribunales a su vez se remiten a expertos reales en la materia, no a ideólogos, personas que falsifican sus investigaciones o expertos.
La creciente aceptación de la afirmación de atención en las comunidades médicas se debe al hecho de que la vasta preponderancia de la evidencia científica real sobre los problemas de las personas transgénero contradice directamente sus puntos de discusión anti-transgénero.
Sin embargo, si no te importa lo que la ciencia y la medicina modernas tienen que decir, entonces parece que hemos llegado a un punto muerto. Pero antes de irte, considera los siguientes sentimientos:
¿Desde cuándo algo sobre los seres humanos ha sido blanco o negro, sí o no, encendido o apagado? Casi nada de nosotros es tan simple, entonces, ¿por qué el género sería tan simple?
Los seres humanos son organismos complicados con decenas de miles de partes y piezas intrincadas en nuestros cuerpos y mentes, y casi todos pueden desarrollarse de manera insuficiente, desarrollarse demasiado, mutar, deformarse, fusionarse o saltearse durante el desarrollo prenatal.
El género está incluido en muchas de esas piezas, y las posibilidades de que todas se formen a la perfección son muy bajas. En consecuencia, a veces, las personas nacen mirando de una manera y sintiéndose de otra manera. Seguramente eso no puede ser demasiado extravagante u ofensivo para aceptar, ¿verdad?
Artículo original
EDITAR : Estaré revisando y editando esto a medida que encuentre nuevos recursos, y afinaré el tono y la expresión de las cosas en mi tiempo libre.
Planeo usar todo el muro de texto como respuestas de comentarios a comentarios ignorantes en subreddits de mierda de vez en cuando. Educar a la gente sobre el tema es la mejor manera de combatir la ignorancia y el odio. Paz.
EDITAR : Formato.
EDITAR : Se agregó una sección para jóvenes transgénero.
EDITAR : Stickied y oro! Enlace obligatorio
EDIT : ortografía y gramática.
EDITAR : Elaborado número 2 y enlaces agregados en el número 7. Fraseo y brevedad refinados.
EDITAR : Se agregó una sección sobre autogynephilia.
EDITAR : Se agregó una sección sobre "pasar".
submitted by keylanaomi to asktransgenderES [link] [comments]


2016.06.05 19:48 ShaunaDorothy EE.UU.: Cacería de brujas asesina “Delincuentes sexuales” marcados por el estado: Parias de por vida (Febrero de 2014)

https://archive.is/HdHvI
Espartaco No. 40 Febrero de 2014
Durante las últimas décadas, la policía sexual de este país ha capturado a cerca de un millón de personas. Se les encarcela, se les humilla públicamente y se les pone en peligro mediante los registros de “delincuentes sexuales” en Internet, se les rastrea con tobilleras de GPS, se les expulsa de sus propias comunidades y se les obliga a vivir bajo los puentes o en los bosques. Se han convertido en parias sociales, en los leprosos de la actualidad.
Incluso mientras el matrimonio gay —y los boy scouts (abiertamente) gays— son cada vez más aceptados, el esfuerzo de los gobernantes por legislar el sexo y la “moralidad” parece no tener fin. Su más reciente expresión es el frenesí azuzado contra un supuesto brote de incorregibles “depredadores sexuales”, especialmente los que supuestamente tienen como blanco a niños en Internet (es decir, un mundo fantástico) o a través de la pornografía (también pura fantasía). No hay tal epidemia; sin embargo, parece haber un gran número de policías infiltrados al acecho en los chat rooms. Se ha victimizado a miles sólo por mirar pornografía o por intentar comunicarse con otros, por no hablar del sexo consensual con menores, nada de lo cual sería un crimen en una sociedad racional.
Tal como ocurrió con la histeria de los años ochenta y noventa sobre las supuestas redes satánicas de abuso de menores en las guarderías, el depredador de Internet es un mito manufacturado por el gobierno y los medios. Incitando y manipulando el miedo y las actitudes sociales atrasadas, su finalidad subyacente es legitimar y fortalecer los poderes del estado capitalista. Mientras los políticos demócratas y republicanos sermonean sobre “proteger a nuestra niñez”, los imperialistas estadounidenses bombardean a niños en todo el mundo y millones pasan hambre incluso en este país, donde la tasa de mortalidad infantil llega al lugar 51 del mundo.
Entre las innovaciones legales más perniciosas, diseñadas para aumentar el control del gobierno, están las leyes federales que firmó el presidente demócrata Bill Clinton a mediados de los noventa y que le exigen a los delincuentes sexuales liberados que se registren en Internet y notifiquen a la comunidad su paradero. Otro estatuto le exige a las autoridades estatales que transmitan sus datos y huellas digitales al FBI para que éste forme una base de datos nacional. También está el “confinamiento civil”, que permite mantener a los prisioneros recluidos más allá del término de sus sentencias. Con estas leyes, los convictos de delitos sexuales se ven inmersos en un laberinto kafkiano de presunta culpabilidad, ostracismo social, castigos preventivos, miedo y violencia, frecuentemente de por vida.
Para Charles Parker de Jonesville, Carolina del Sur, y para su esposa, registrarse como delincuente sexual fue una sentencia de muerte. En julio, Jeremy Moody halló el nombre de Parker en el registro y ubicó su hogar en un mapa, se dirigió ahí y disparó y apuñaló a la pareja. “No he venido a robarte. He venido a matarte porque eres un abusador de niños”, dijo Moody, quien tiene la palabra “skinhead” [cabeza rapada] tatuada en el cuello. (Parker no había sido convicto por abuso de menores.) Posteriormente, Moody admitió que se preparaba para matar a otra persona que figuraba en el registro.
Un caso de estudio: Los Friedman
Hace poco volvió a las noticias el caso de Arnold Friedman y su hijo adolescente Jesse, documentado en la escalofriante película nominada al Oscar de 2003 Capturando a los Friedman. La película muestra cómo los dos hombres de Long Island, víctimas del abuso policiaco, la histeria de la comunidad y el sesgo judicial, fueron obligados a confesar en falso decenas de casos de abuso de menores que supuestamente ocurrieron en las clases de computación de Arnold, con la ayuda de Jesse. Un amigo adolescente de éste, Ross Goldstein, también fue condenado a trece meses de prisión tras ser obligado a confesar y a hacer acusaciones falsas contra Jesse.
Los cargos de esa cacería de brujas iban desde lo inverosímil hasta lo imposible. Como lo puso Jesse Friedman, un niño de diez años que asistía a las clases semanalmente alegó que había sido forzado a tener sexo anal u oral 30 veces en un periodo de diez semanas y —tras reinscribirse— fue violado 41 veces a lo largo del siguiente año. Entre lo que un cargo describía como abusos en grupo se incluía el “salto de rana”, en el cual Arnold y Jesse supuestamente sodomizaban a toda la clase de niños desnudos saltando de uno al otro. Pese a las historias de violencia física, abuso verbal y sexo forzado frente a toda la clase, no se presentó una sola evidencia: ni moretones ni ropa manchada de sangre. Ni uno solo de los padres expresó la menor sospecha hasta que la policía llegó a sus casas a interrogar a sus hijos.
El único hecho incuestionable es que en 1987 los agentes aduanales interceptaron un paquete dirigido a Arnold Friedman que contenía pornografía infantil, lo que llevó a la policía a allanar el hogar de los Friedman en el suburbio de Nueva York de Great Neck. La policía confiscó unas 20 revistas de pornografía infantil tomadas de varias partes de la casa y una lista de los niños que asistían a las clases de Arnold.
¡Al poseer pornografía infantil, Arnold Friedman no cometió crimen alguno! Fotografías, sexo de fantasía, entretenimiento: la pornografía no hace daño a nadie. ¿Cuántos de nosotros podríamos librarnos de la prisión si los “pensamientos desviados” se castigaran con cárcel? Al contrario de ciertos feministas y de los maoístas del Revolutionary Communist Party [Partido Comunista Revolucionario], quienes quisieran prohibir la pornografía sobre la espuria base de que provoca violencia contra la mujer, nosotros reconocemos que las leyes antipornografía dañan a todos al legitimar la censura y desatar la interferencia estatal en la vida privada. Nos oponemos a las leyes contra la pornografía y a las leyes contra los “crímenes sin víctimas”, como la prostitución, las drogas y las apuestas. ¡El gobierno debería sacar los ojos, oídos y narices de las alcobas y de las vidas privadas de la gente!
Según la retorcida lógica que esta sociedad promueve, Arnold Friedman, espectador de pornografía, debía ser por lo tanto un abusador de menores, por lo que fue condenado a una sentencia de diez a 30 años de prisión y murió en la cárcel en 1995, aparentemente por suicidio. Jesse recibió una sentencia de seis a 18 años tras las rejas. Lo liberaron en 2001 después de trece años, sólo para que comenzara una cadena perpetua de persecución legal y social.
Ya antes de que comenzara el juicio, las autoridades promovieron la noción de que cada uno de los estudiantes de Arnold debía ser considerado una víctima. Cientos de padres de familia histéricos se apiñaron en reuniones comunitarias exigiendo asesoría sobre cómo ayudar a sus hijos. Se les dijo que fueran a terapia. Años después, muchas supuestas víctimas testificaron respecto al terrible daño que sufrieron ellos y sus familias cuando el estado los obligó a inventar historias, y luego por la subsiguiente “terapia” basada en esas ficciones.
En 2013, la oficina del mismo fiscal que condenó a los Friedman revisó el caso en respuesta a una acusación de calumnia que el Tribunal de Apelaciones del II Distrito emitió en 2010. El tribunal escribió: “Aquí las actas indican una ‘probabilidad razonable’ de que Jesse Friedman fuera injustamente sentenciado”. Para la revisión de la fiscalía, Ross Goldstein (a quien los documentos legales se refieren como Kenneth Doe) habló por primera vez en 23 años. En un documento de nueve páginas dirigido al fiscal de distrito, afirmó: “Ninguno de los sucesos que Kenneth Doe supuestamente describió o que se atribuyen a él tuvo lugar en realidad”. Goldstein reunió a numerosos ex alumnos que hoy afirman que en las clases no ocurrió absolutamente nada y que la policía los intimidó para que rindieran falsos testimonios. Sin embargo (predeciblemente), el resultado del autoexamen fue que la oficina del fiscal se absolvió a sí misma de cualquier falta en el proceso.
La sexualidad infantil y el estado
El caso Friedman, una tragedia incesante para toda una familia, subraya varias cuestiones políticas importantes. El enfoque de la Spartacist League deriva de nuestra concepción marxista del mundo y nos enfrenta con el moralismo burgués y con frecuencia también con muchos grupos autodenominados socialistas. La sexualidad humana es muy amplia, pero su práctica está condicionada por cada sociedad particular. La sociedad burguesa estadounidense, con su componente de fanatismo religioso, destina una cantidad considerable de energía a delimitar los apetitos sexuales en nombre del orden social. Con sus policías, jueces y prisiones, la intervención del estado en las relaciones sexuales privadas tiene como fin imponer la moralidad que profesa la burguesía, y con frecuencia transforma una experiencia inofensiva y muchas veces positiva en una pesadilla. El estado burgués no es ni un árbitro neutral ni un protector de la ciudadanía; existe para asegurar la conservación del dominio capitalista.
La premisa de muchas leyes contra el sexo es que los niños son seres asexuales. De manera absurda, los púberes y los adolescentes con las hormonas desbocadas son considerados niños. De hecho, la sexualidad es parte de la constitución humana desde la infancia. Como discutimos con amplitud en el artículo “Unholy Alliance of Feminists and Christian Right—Satan, the State and Anti-Sex Hysteria” (La impía alianza de los feministas y la derecha cristiana—Satanás, el estado y la histeria antisexo, Women and Revolution No. 45, invierno-primavera de 1996), los niños son pequeños animales inquisitivos que en su camino a la madurez llevan a cabo experiencias y observaciones sexuales y de todo tipo. Tal como ocurre con otras especies de primates, el sexo entre los humanos tiene un amplio componente de aprendizaje. Hoy, en gran parte del país se le niega a la juventud el acceso oportuno a los métodos anticonceptivos y a la educación sexual, dejándola vulnerable a los embarazos no deseados y a las enfermedades de transmisión sexual. Si intenta actuar como la televisión e Internet le enseña, se mete en problemas.
Las leyes contra el estupro varían mucho de un estado a otro, pero todas criminalizan toda actividad que un tribunal considere sexual por el solo hecho de que un menor (alguien que no haya llegado a la “edad de consentimiento”) participe en ella, independientemente de si lo que suceda sea o no consensual. La ley mezcla deliberadamente el sexo consensual con el ataque sexual violento y con la violación. Cualquiera que sea hallado culpable de haber tenido sexo con un menor, o cualquier cosa considerada contacto sexual, se considera automáticamente un delincuente violento. La designación “depredador” puede aplicarse cuando un tribunal decide que una relación fue establecida o promovida con fines de “victimización”.
El único lineamiento para cualquier relación sexual debería ser el consentimiento efectivo —es decir, el entendimiento mutuo de las partes participantes— independientemente de la edad, el género o la preferencia sexual. Sin duda, determinar incluso lo más básico —por ejemplo, si un acto tuvo lugar realmente y si fue consensual— puede ser problemático a veces. Y ciertamente hay muchos casos en que la víctima de una violación o de un abuso violento puede recurrir a la ley. Al mismo tiempo, como alguna vez comentó el dramaturgo irlandés Brendan Behan en un contexto diferente: “Nunca he visto una situación tan terrible que un policía no pueda empeorar”. Además, desentrañar las cuestiones de la sexualidad humana del entramado de prejuicios sociales es casi imposible en esta sociedad dividida en clases y razas. Libre de la crueldad y la fría indiferencia que resultan de la búsqueda de ganancia, una sociedad socialista buscaría un enfoque científico a estas cuestiones difíciles.
Enciérrenlos...
Las leyes antisexo han creado una enorme masa de blancos potenciales, alimentando pesquisas con vastas sumas de dinero para trabajo encubierto y alentando procesos fraudulentos mediante el uso de oscuras invenciones siquiátricas y “testigos expertos”. En consecuencia, cada vez más víctimas caen en las fauces del sistema carcelario estadounidense, que ya es el mayor del mundo. Las cifras de la guerra contra los “depravados” sexuales se suman a las de la anterior “guerra contra el crimen” y a la continua “guerra contra las drogas”, eufemismos para nombrar la persecución legal racista que ha cuadruplicado la población carcelaria a cerca de 2.2 millones de personas al día de hoy, de las cuales casi la mitad son negras.
Desde los años setenta hasta hoy, el número de personas encarceladas como delincuentes sexuales se ha multiplicado. El libro Sex Panic and the Punitive State (Pánico sexual y el estado punitivo, University of California Press, 2011), de Roger N. Lancaster, aporta una investigación útil que describe el desarrollo de estos pánicos y muestra con precisión cuán vasto es el archipiélago de víctimas de la persecución sexual estatal. Lancaster escribe: “Nacionalmente, los casos reportados de abuso infantil saltaron de seis mil en 1976 a 113 mil en 1985 y a 350 mil en 1988: la cifra se multiplicó 58 veces en doce años”. Apuntando al terror irracional al “desconocido que acecha”, en un artículo publicado en el New York Times del 20 de agosto de 2011 titulado “Sex Offenders: The Last Pariahs” [Delincuentes sexuales: Los últimos parias], señaló: “El riesgo de que un niño sea asesinado por un depredador sexual desconocido es comparable al de morir fulminado por un rayo”. Lancaster también señala que “la mayoría de los perpetradores de abusos sexuales son miembros de la familia, parientes cercanos, amigos o conocidos de la familia de la víctima”.
Las cacerías de brujas antisexo han sido usadas para deshacerse de elementos básicos que los estadounidenses habían aprendido a considerar inherentes a la democracia, así como la “guerra contra el terrorismo” ha destripado toda una gama de derechos constitucionales. Como puede verse en el caso Friedman, lo primero que se pierde es la privacidad, seguida de la presunción de inocencia, cuando los acusados son satanizados. Luego se marca a los convictos de por vida. Hoy, cerca de 750 mil personas están en el registro de Internet que instituyó la “Ley Megan” de la era Clinton, promulgada tras el brutal asesinato de la pequeña Megan Kanka de siete años en un ataque sexual en 1994.
Al salir de la cárcel, Jesse Friedman —quien para empezar no había hecho nada— fue clasificado como “depredador sexual violento nivel III”, es decir, como alguien en alto riesgo de reincidir y como una amenaza a la seguridad pública. Como tal, tuvo que abandonar su casa tres veces. Con respecto a las restricciones de residencia, que le prohíben la proximidad con niños, escribió en su página web: “Si miras un mapa, te darás cuenta de que eso significa prácticamente cualquier parte. En algunos estados y ciudades se me prohibiría estar en cualquier lugar ‘donde se sabe que los niños se congregan’, incluyendo bibliotecas, museos, acuarios, playas e incluso eventos deportivos públicos”. “La Ley Megan”, escribió, “es el exilio social”.
Otros miles han sido convertidos en parias de manera similar. En Southampton, un destino vacacional para las celebridades neoyorquinas y los tiburones de Wall Street, unos 40 hombres convictos de diversos delitos sexuales se ven obligados a vivir en dos tráilers alejados de los centros habitados. Sólo uno de los tráilers tiene regadera y los que viven en el otro tienen que tomar el autobús dos veces por semana para ducharse.
La novela agudamente realista de Russell Banks, Lost Memory of Skin (La memoria perdida de la piel, HarperCollins, 2011), explora el horrendo mundo de los nuevos parias. El héroe es un joven tímido e ingenuo al que se le llama “el Chico”, cuyo fiel compañero y único amigo es su iguana Iggy. El Chico va a conocer a “brandi18”, con quien había tratado sólo por Internet, sólo para encontrarse con que en casa de ella lo esperan el padre de Brandi y cinco policías. Tras ser arrestado y condenado, se halla a sí mismo sin hogar, viviendo bajo un puente junto a otros “delincuentes sexuales”, pepenando comida de los basureros. En nombre de políticos que buscan un encabezado de prensa, la policía allana incluso ese lugar diminuto, sucio y semioculto, con resultados trágicos. A estos hombres del puente se les obliga implacablemente a recargar constantemente sus tobilleras de monitoreo:
“Toma media hora cargar completamente la batería del monitor, y durante esa media hora el Chico se siente íntimamente conectado a los demás millones de delincuentes sexuales, jóvenes, viejos y de otras edades...todos los cuales han conectado sus tobilleras electrónicas a contactos y están sentados en alcobas, salas y sótanos de casas, apartamentos y remolques, en estacionamientos, refugios de indigentes, parques públicos, aeropuertos, estaciones de tren, salas de espera, oficinas, en las trastiendas de restaurantes de comida rápida, bajo pasos a desnivel y puentes peatonales —como si todos ellos fueran hojas temblorosas en las ramas grandes y pequeñas de un vasto árbol eléctrico cuya sombra cubriera todo el país—”.
...y tiren la llave
Las diversas leyes estatales y federales de “confinamiento civil” que se han aprobado desde 1990 son una burla de la noción de “cumplir tu sentencia” y de la pretendida rehabilitación. Por ejemplo, la “Ley Adam Walsh de Protección y Seguridad de los Niños” de 2006 posibilita la detención indefinida de cualquier prisionero federal —incluso si nunca ha sido convicto de ningún delito sexual— que haya cumplido su sentencia pero sea considerado mentalmente “anormal” y se crea probable que cometa algún delito sexual en el futuro.
En el artículo “When the Feds Decide Who’s Sexually Dangerous” [Cuando los federales deciden quién es sexualmente peligroso], publicado en The Atlantic (20 de mayo de 2010), Wendy Kaminer señala: “Quienes confían en la burocracia federal y creen que los funcionarios usarán su poder adecuadamente, con imparcialidad y buena fe, pueden sentirse protegidos por él; a los demás debe preocuparles que el gobierno pueda detener ciudadanos indefinidamente, sin juicios con jurado, basándose en especulaciones sobre su futura peligrosidad”. Díganselo a los prisioneros de Guantánamo.
Bajo algunas leyes estatales, los sometidos a confinamiento civil pueden tener derecho a un proceso ante un juez, pero no a un juicio con la posibilidad de preparar una defensa. La mayoría no recibe “tratamiento” y prácticamente nadie obtiene algo de él. ¡Incluso se dio el caso de un hombre de Wisconsin de 102 años que no pudo someterse a tratamiento por fallas en la memoria y problemas de oído!
Hasta 2007, dos mil 700 hombres estaban recluidos en centros de confinamiento civil. Para escapar de las garras de estas instituciones penales/“terapéuticas” en las que se encuentran sepultados, algunos prisioneros incluso solicitan ser castrados, como lo relata el artículo “The Science of Sex Abuse” [La ciencia del abuso sexual] de Rachel Aviv (The New Yorker, 14 de enero de 2013). La primera persona detenida bajo la Ley Adam Walsh, Graydon Comstock, cuestionó la legislación en un caso ante la Suprema Corte en 2010. Aviv observa: “Para cuando el caso fue atendido, cuatro años después de que la sentencia criminal de Comstock expirara, él tenía ya 67 años y padecía del corazón, de diabetes e incontinencia. Ya dos veces había solicitado ser castrado, creyendo que la operación ayudaría en su caso, pero se le dijo que no estaba médicamente justificada”. En años recientes, la Suprema Corte ha refrendado diversos estatutos del confinamiento civil.
El poderoso análisis de Aviv de los horrores del confinamiento civil gira en torno al caso real de un soldado solitario llamado John, que se hizo amigo en un chat room de “Indy-Girl”. Sí, era un policía encubierto. El soldado, invitado a un tentador picnic al aire libre, rápidamente fue capturado por la Unidad Militar de Investigaciones y el FBI. John fue sentenciado a 53 meses en una prisión federal por poseer pornografía infantil y por “usar Internet para inducir a un menor a tener sexo”. Pero entonces fue cuando empezaron sus verdaderos problemas.
Tras salir en libertad condicional, John recayó y volvió a mirar pornografía con menores, por lo que rápidamente fue sentenciado a otros dos años en prisión. Seguía preso cuando el Congreso aprobó la Ley Adam Walsh, por lo que se le transfirió a una prisión médica de Massachusetts y, sin audiencia legal, se determinó que era de “alto riesgo”. Así pasaron cuatro años. En 2011 comenzó su audiencia de confinamiento civil. Al año siguiente, un juez dictaminó que John era demasiado peligroso para ser liberado y lo condenó a un “confinamiento terapéutico” indefinido en el sistema carcelario federal. Desde entonces sigue en ese limbo, donde una “terapia” diaria lo alienta a declarar cada vez más historias fantasiosas para ganarse la aprobación de los siquiatras, historias que sólo contribuyen a incriminarlo. Vivir en una tienda de campaña bajo un puente parece un destino preferible.
Nuevas brujas, nuevos inquisidores
En Estados Unidos, con su vena profundamente puritana y su insidioso racismo, la combinación de sexo y raza siempre ha sido usada como medio de control social. El mito del hombre negro depredador acosando a mujeres y niños blancos se conjuró para mantener aterrorizada a la población negra cuando la ley linchadora imperaba en el Sur de Jim Crow. Con frecuencia se ha recurrido a leyes antisexo para poner a hombres negros tras las rejas, incluyendo a celebridades como el boxeador Jack Johnson en 1912 y a Michael Jackson en 1994 y de nuevo diez años después.
Las cruzadas antisexo fueron una de las armas que se usaron para revertir las conquistas de las luchas por los derechos civiles y para apagar el descontento social de los años sesenta y principios de los setenta, especialmente el provocado por la Guerra de Vietnam. Tras tomar posesión en 1977, el gobierno demócrata de Jimmy Carter desató un asalto de reacción social interna mientras llevaba a la Casa Blanca el fundamentalismo religioso de los “renacidos”. Bajo el lema de los “derechos humanos” lanzó también la Segunda Guerra Fría del imperialismo estadounidense con el objetivo de destruir a la Unión Soviética.
La siguiente década presenció una de las cacerías de brujas más terribles y peculiares de la historia estadounidense: la histeria respecto al “abuso satánico” en las guarderías, que le arruinó la vida a cientos de hombres, mujeres y niños. El auge de esta cacería de brujas, que se extendió hasta principios de los años noventa, coincidió con la reacción reaganista —la cual, entre otras cosas, intentó enviar a las mujeres de vuelta a los hogares—. Se recortaron los fondos para el bienestar social y otros programas sociales, como las guarderías y preescolares para madres trabajadoras, provocando enormes dificultades y daños a las mujeres y los niños. El pánico del “abuso satánico” sirvió para encubrir un abuso real por parte del gobierno.
En el juicio más largo de la historia estadounidense, que se extendió de 1986 a 1990, el caso de la escuela preescolar McMartin, los niños testigos contaron historias de sacrificios animales, orgías, pasadizos secretos, mutilación de cadáveres y otras ficciones. El caso comenzó en 1983, y para el año siguiente el gran jurado había reunido 354 declaraciones que implicaban hasta 369 supuestas víctimas, mientras la policía anunciaba una enorme conspiración criminal. Más de 70 personas fueron condenadas injustamente. Mientras tanto, decenas de otros casos de “satanismo” barrieron el país, desde el condado de Kern en California, hasta Fells Acres en Massachusetts y la guardería Little Rascals de Carolina del Norte. En estos casos no se encontró evidencia alguna. Los acusados eran completamente inocentes, como señalamos entonces (a diferencia de prácticamente todo el resto de la izquierda) al defender a los trabajadores de las guarderías. Los Friedman fueron arrestados en medio de esa cacería de brujas.
Los liberales y feministas burgueses ayudaron a impulsar esa locura. Aunque se presentan como protectores de las mujeres y los niños, su remedio es pedirle al estado leyes más numerosas y más duras, así como más vigilancia policiaca. La versión más extrema de esa misma política fue el libro de 1975 de Susan Brownmiller, Against Our Will [Contra nuestra voluntad], famoso por su aseveración de que la violación es la principal forma en que todos los hombres controlan a todas las mujeres. Su propuesta: más mujeres policías.
En los años setenta y ochenta, los florecientes escuadrones de dios, dirigidos por gente como el fundamentalista católico Patrick Buchanan y el líder de la Mayoría Moral Jerry Falwell, se movilizaban contra el aborto y declaraban que el sida era un castigo de dios a los gays. Mientras los fanáticos de derecha sitiaban las clínicas de aborto, los feministas apuntaban contra la pornografía y un imaginario abuso satánico. Al impulsar este programa antisexo, los “progresistas” entablaron una alianza temporal con los evangélicos.
El estado respondió gustoso. En 1974, el demócrata Walter Mondale promovió la Ley de Prevención y Tratamiento del Abuso Infantil, que obligaba a los terapeutas, maestros y trabajadores sociales a informar a la policía de cualquier indicación de abuso. Así, se suponía que cientos de miles de educadores y trabajadores sociales actuarían como auxiliares de la maquinaria de represión del estado capitalista. En los años ochenta, el procurador general de Reagan, Edwin Meese, lanzó una gran campaña contra la pornografía, con bastante ayuda de sus aliados liberales. Con Internet, las cosas no hicieron sino empeorar. En los últimos quince años, las sentencias federales por posesión de pornografía infantil han aumentado en extensión más de 500 por ciento y pueden ameritar hasta cadena perpetua, la sentencia que suele darse al homicidio en primer grado.
Entre las feministas más prominentes que impulsaban las reaccionarias campañas antiporno estaba la fundadora de la revista Ms., Gloria Steinem, quien empezó su carrera como informante de la CIA. La despreciable Steinem también se subió con furor al tren del ritual satánico y la memoria reprimida. A mediados de los ochenta financió una excavación que los padres de familia de la escuela preescolar McMartin realizaron en busca de los (inexistentes) túneles y calabozos de los que habían hablado sus hijos bajo coerción. En 1993, Ms. salió con el encabezado: “El abuso ritual de las sectas existe —¡Créanlo!”.
En 1995, Steinem narró el documental de HBO The Search for Deadly Memories. Los apócrifos “recuerdos recuperados” de abuso cumplieron una función perniciosa en numerosos casos. Estos “recuerdos reprimidos”, como los llaman los trabajadores sociales fraudulentos, son la versión secular liberal de la histeria religiosa. Como materialistas convencidos, no nos lo creímos. Como señalamos en “Satan, the State and Anti-Sex Hysteria”, las técnicas que supuestamente revelan traumas reprimidos han demostrado ser excelentes para inducir recuerdos falsos, especialmente en niños pequeños y susceptibles. En ocasiones, es la policía quien implanta los supuestos recuerdos en el curso de los interrogatorios, como ocurrió en el caso Friedman. Los traumas verdaderos realmente trauman a la gente, que tiende a recordarlos.
El sexo, el matrimonio y la familia
¿Cómo es que la expansión de la tolerancia (salvo en reaccionarios endurecidos y fanáticos religiosos) respecto al matrimonio gay puede coexistir con una implacable cacería de brujas antisexo? Esto se debe a que el matrimonio, un contrato legal, es uno de los principales sostenes sociales del estado burgués. En una presentación el pasado mayo, David Thorstad, quien en 1978 estuvo entre los fundadores de la North American Man/Boy Love Association (NAMBLA), señaló la desbandada del movimiento radical gay:
“El anterior desafío a la heterosupremacía, dirigido a liberar la sexualidad reprimida de todos, ha sido remplazado por un enfoque conservador y convencional por la aceptación de la sociedad capitalista heterosupremacista. Donde esto es más obvio es en la búsqueda del matrimonio y la participación abierta en instituciones opresivas como el ejército, así como los llamados a fortalecer las fuerzas represivas del estado mediante las leyes contra los llamados crímenes de odio”.
Así, en la búsqueda de la respetabilidad burguesa, las marchas del orgullo gay acogen contingentes de policías gays, cuyo trabajo incluye el arresto de “delincuentes sexuales”. Mientras tanto, los organizadores de las marchas vetan a organizaciones como NAMBLA, que llama por la despenalización de las relaciones consensuales entre hombres adultos y menores de edad.
A diferencia de los feministas, el establishment gay y, asquerosamente, la mayor parte de la izquierda “socialista”, nosotros siempre hemos defendido a NAMBLA y a sus miembros tanto de la represión estatal como de la victimización por parte de los patrones. Se trata de algo más que una cuestión de “libertad de expresión”. Muchísimos jóvenes, torturados y confundidos por sus propios sentimientos, en conflicto con la severidad represiva de esta sociedad, encontrarían reconfortante hablar de estas cosas con personas más experimentadas, como lo han hecho generaciones anteriores. En esta época, sin embargo, tener cualquier tipo de intimidad intergeneracional es jugar con fuego.
En un artículo titulado “Youth, Sexuality and the Left” [Juventud, sexualidad y la izquierda], Sherry Wolf de la International Socialist Organization (ISO, Organización Socialista Internacional) se sumó al linchamiento de Thorstad acusándolo de ser “el más constante y sonoro defensor de la pederastia en la izquierda” (socialistworker.org, 2 de marzo de 2010). Conservando la premisa reaccionaria de las leyes de la edad de consentimiento, Wolf cita su libro Sexuality and Socialism: History, Politics and Theory of LGBT Liberation [Sexualidad y socialismo: Historia, política y teoría de la liberación LGBT]: “Es incongruente que un niño dé verdadero consentimiento, libre de la desigualdad de poder, a un hombre de 30”. El artículo de Wolf continúa: “En nuestra sociedad, los adultos y los niños no se enfrentan como iguales en lo emocional, lo físico, lo social o lo económico. Los niños y los adolescentes más jóvenes no tienen la madurez, la experiencia ni el poder necesarios para tomar decisiones verdaderamente libres en sus relaciones con los adultos. Sin ello, no puede haber verdadero consentimiento”.
No importa que la mayoría de las relaciones entre adultos no cumpla con este criterio de consentimiento. En cuanto a la afirmación de Wolf de que “los adolescentes maduran a distintas edades”, ¿quién debe determinar la edad adecuada para la actividad sexual en una especie en la que esta edad ha estado, durante el 99 por ciento de su existencia, muy por debajo de la supuesta “edad de consentimiento” de la actualidad? Bajo el inhumano status quo capitalista, se asume que es el estado. Para los comunistas, es el ABC el oponernos a la intervención del gobierno en la vida privada de la gente y defender a cualquier grupo que luche por aumentar la libertad en las relaciones sexuales. Esto es una expresión del ideal de la vanguardia leninista como tribuno del pueblo. La ISO y cía. bailan a un son diferente, acomodándose a los valores burgueses y a la cacería de brujas contra aquéllos cuyas proclividades sexuales se consideran verboten [prohibido, en alemán en el original].
En El origen de la familia, la propiedad privada y el estado (1884), Friedrich Engels rastreó el surgimiento simultáneo de la familia y el estado como medios que la clase propietaria usó para consolidar y reproducir su poder cuando emergió de la sociedad humana primitiva. La monogamia de la esposa era necesaria para asegurar la paternidad para la transmisión hereditaria de la propiedad. Actualmente, la familia sigue siendo la principal fuente de opresión de la mujer. A los niños, la familia debe imbuirles la sumisión y el respeto por la autoridad, lo que frecuentemente engendra frustración y violencia. Como escribimos en “Satan, the State and Anti-Sex Hysteria”: “Las proclividades sexuales de las especies gregarias de mamíferos, como la nuestra, claramente no encajan con la rígida monogamia heterosexual que constituye el fundamento ideológico de la institución de la familia, reforzada por la religión organizada”.
La mayor parte del terrible daño que se inflige a los jóvenes y las mujeres tiene lugar en el seno de la familia. Sin embargo, en esta sociedad capitalista, la familia suele ser lo único que le queda a uno. Son escasos los servicios alternativos que la sociedad provee para criar a los hijos o cuidar a los enfermos y a los ancianos.
El fanatismo antisexo y la perversa persecución estatal persistirán mientras imperen la propiedad privada y la producción por ganancias. El estado capitalista no puede ser reformado para que sirva a los intereses de los explotados y los oprimidos. Debe ser barrido y sobre sus ruinas debe erigirse un estado obrero basado en la expropiación de los medios de producción. Para erradicar la opresión de la mujer y de los homosexuales, se requiere construir una sociedad socialista donde las funciones de la familia sean colectivizadas —guarderías y cocinas comunales, atención médica gratuita y de calidad, etcétera— liberando a la mujer de la carga de la crianza de los niños y de la esclavitud doméstica. En cuanto a lo que una sociedad racional conservaría de las relaciones sexuales, y de las relaciones sociales en general, los marxistas compartimos la amplitud de la visión que expresó el fallecido Gore Vidal (a quien tanto echamos de menos) en su artículo “Pink Triangle and Yellow Star” (Triángulo rosa y estrella amarilla, The Nation, 14 de noviembre de 1981):
“Cualquiera que sea el arreglo al que llegue la sociedad del futuro, debe reconocerse que los niños que lo necesiten serán criados con bastante más cuidado que hoy, y que a los adultos que no deseen ser padres ni madres debe dejárseles en paz”.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/40/delincuentes.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2014.07.16 08:48 patmm88 Reflexiones sobre modelo de bienestar, infancia y RBU. Propuestas

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE CORRESPONSABILIDAD, MODELO DE BIENESTAR, RBU Y POLÍTICAS FAMILIARES.
Si pensamos en la política al servicio de las personas y en un verdadero compromiso con la sostenibilidad de la vida y con la justicia social, no basta con un cambio de modelo productivo, si no que hay que avanzar hacia un nuevo modelo social y reproductivo, en el que las necesidades de las personas estén en el centro de la agenda política, y el empleo, los recursos, los cuidados, las rentas y las responsabilidades se redistribuyan de manera mucho más igualitaria. Nuestro modelo de reproducción social familiarista es poco compatible con la equidad de clase y de género.
Si corrigíeramos todas las disfunciones del sistema financiero y del productivo, y dejáramos intacto el actual sistema de reproducción social y de cuidados, me temo que la crisis, en uno u otro formato nos volvería a visitar muy pronto.
En el programa de Podemos para las Elecciones Europeas, al abordar las políticas sociales hay epígrafes dedicados a los siguientes temas: la Comunidad sanitaria, la Comunidad educativa, la Universidad, los Derechos de LGTB, la Emigración, e incluso uno dedicado a los Derechos de los animales. Bien, pues no hay en todo el programa un sólo punto dedicado a los derechos y la protección de las niñas, los niños y las familias.
Existe un punto dedicado a los dependientes, pero el texto está íntegramente dedicado a la discapacidad y a los mayores. La palabra niños o infancia no aparece en todo el programa de Podemos ni una sola vez, y ni siquiera bajo el paraguas “familia” hay nada sustancial que aborde su situación y sus necesidades. Creo que esto es algo preocupante, y más en la actual situación descrita en el diagnóstico. Podemos debe diferenciarse claramente de la falta de voluntad política de abordar el tema que ha sido la tónica general del PP y del PSOE, y del consiguiente abandono de la infancia/familia que nos ha llevado a la situación actual. No asumir la corresponsabilidad del estado en la crianza en una sociedad avanzada implica desigualdad y regresión social.
La ley de dependencia –que aguarda su implementación—otorga derechos y cobertura social a los discapacitados y a los mayores. Las pensiones siempre son en España uno de los puntos calientes de cualquier programa electoral, y más, en un país que dentro de unos años será uno de los más envejecidos del mundo. Y los niños no votan. Quizá éste es uno de los motivos por los que hemos llegado la penosa situación de la infancia en España.
La dependencia de los niños, es similar a la de los discapacitados o los mayores en términos de la inversión de tiempo y de energía que requieren, pudiendo incluso equiparar las etapas del desarrollo del niño/a a los grados de dependencia de aquellos. Esto es un hecho que la sociedad debería tener en cuenta. La mayoría de las madres desean (aquí habrá disentimiento de algunas feministas, pero me remito a encuestas de la UE, ver Corresponsabilidad del Estado en la crianza p.47) asumir una parte importante de esa carga durante un periodo --obviamente si ésta se produce en un país civilizado en el que la ley avale la libre elección de su maternidad-- Pero en una sociedad compleja, en la que las mujeres queremos tener una vida digna y libre, esta carga debe ser compartida con los hombres y con el resto de la ciudadanía. En los países nórdicos esta bien establecido el hecho de que el apoyo a la reproducción social (en sentido marxista y biológico) es una carga que toda la sociedad --tanto los que son padres y madres como los que no, deben asumir (todos vamos a necesitar de mayores personas jóvenes que nos atiendan y que hagan funcionar la sociedad).
En el programa de Podemos para las Europeas se habla de “incentivar la corresponsabilidad de hombres y mujeres con el trabajo de cuidados”, se menciona el establecimiento del permiso de paternidad intransferible y obligatorio y la creación de guarderías. Este planteamiento, que pone el acento de la solución de los problemas de la conciliación en la buena voluntad y la armonía en las relaciones de pareja creo que resulta poco sólido: En primer lugar no contempla la posibilidad, muy real y frecuente en la sociedad actual de que no haya un papá (o mamá) disponible para compartir responsabilidades, ya sea porque vive en otra ciudad, por fallecimiento, discapacidad, porque tiene 2 trabajos, porque no le da la gana, por orden de alejamiento o por cualquier otro motivo entre los muchos que conforman la realidad real de millones de mujeres (y algunos miles de hombres) que se ocupan en solitario de sus hijas/os. Pero sobre todo, este planteamiento remite a una privatización radical de la crianza, con las recetas antes mencionadas: o una trabajadora migrante precaria, o la abuela. El estado se desentiende de la cuestión. Es verdad que se menciona la creación de guarderías, pero las guarderías no son una solución si no están dotadas de una inversión fuerte, y tampoco pueden cubrir todas las circunstancias ni las etapas de la crianza adecuadamente. Así, la maternidad digna y la reproducción sin angustia ni estrés se convierten en un privilegio de clase, en un lujo para la casta.
No creo que éste sea un planteamiento de la corresponsabilidad adecuado para un partido con vocación social como Podemos.
Es verdad que en el apartado dedicado a Derechos sexuales, un apartado de 11 líneas dedicado también al aborto y a la despatologización de la transexualidad, se menciona el “acceso garantizado a la maternidad y paternidad libres con medidas de protección social como ayudas a la dependencia y actuaciones que imposibiliten la discriminación laboral por embarazo o maternidad”, pero no se concreta más. No menciona las prestaciones monetarias directas que son las que las que explican mucho de nuestro desfase de la UE. Lo que sí explicita es la apuesta por una acción positiva que impida la discriminación laboral de las madres y las personas que cuidan. Es decir, sitúa el bienestar de la maternidad y la garantía de la libertad de las madres principalmente en su inserción en el mercado de trabajo. No parece un enfoque de la maternidad que esté poniendo a las personas en el centro ni que realmente opte por la sostenibilidad de la vida en las actuales circunstancias del mercado laboral.
Esta postura en lo relativo a la conciliación, basada en la fe en el pleno empleo, ha sido defendida desde el feminismo clásico, que no había realizado una crítica del sistema socioeconómico neoliberal. Para este feminismo, el mercado (laboral) era el lugar de la realización personal para las mujeres y la fuente de sus rentas para su autonomía personal. Los cuidados se contemplaban tan sólo como un estorbo frente a las delicias del mundo laboral. Este planteamiento es contrario a las prestaciones monetarias universales a la maternidad (de las que disfrutan suecas, 109 €/mes/hijo/a; francesas 124 € mes/2 hijos/as; alemanas 184 €mes/hijo; e inglesas 107 €/mes/ hijo/a; -cuantías recogidas en 2011) porque se considera que inducen a la mujer a quedarse en casa cuidando. Al parecer, se considera mas liberadora la situación de las españolas, cuya miseria y la de sus hijos, y es, sin duda, un fuerte incentivo para buscarse la vida en el mercado laboral. Este tipo de prestaciones (presentes en todos los países de la UE 28 a excepción de 6, todos ellos con los índices de pobreza infantil más altos), junto con fuertes inversiones en servicios, y por supuesto, una radical reforma fiscal, han demostrado su eficacia para paliar la pobreza, y el informe UNICEF las recomienda para España como medida de urgencia.
Pero el feminismo también ha elaborado la teoría de los cuidados, que ha desvelado muchas de las falacias de la concepción del individuo como ser completamente autosuficiente, y ha visibilizado la parte oculta del iceberg que conforma el sistema capitalista y al hombre moderno: la dimensión de los cuidados, que hace que la vida sea sostenible en un sistema tan deshumanizado como el actual. Sin embargo, en el discurso de los cuidados no siempre se ha abordado la situación concreta de la infancia y la maternidad, cuestiones aún pendiente de debate en el feminismo. La actual situación no permite continuar eludiendo este asunto. Las alarmantes tasas de pobreza infantil en España (30 %) y la aparición de la malnutrición infantil en nuestro país, exigen incluir esta cuestión en la agenda política.
A menudo, se habla de la crisis lamentando la pérdida de nuestro estado de bienestar, y se asume que éste es/era más o menos equiparable (en proporción a su PIB) al de los países europeos de nuestro entorno. Esto no es así. Al menos no en lo relativo al área Infancia/Familia, como se ha visto en el diagnostico. No sólo estamos muy muy lejos de nuestro vecino Francia; si no que países como Eslovenia, Eslovaquia, República Checa o Irlanda apuestan por su infancia más eficazmente que nosotros. En España, además, la poca inversión que se hace en España en políticas familiares es muy escasamente redistributiva.
Una Renta Básica Universal o de cualquier otro tipo que no corrija la marginación y el abandono socioeconómico de la infancia en este país no será capaz de crear una alternativa social justa y sostenible, y pondré un ejemplo:
La Renta Básica Universal propuesta por Raventós, adjudica a cada adulto 7.902 € /año, y a los menores 1.580 €. La escasa cuantía adjudicada a los menores repite la pauta político-cultural de infravalorar la importancia de la infancia y de la reproducción social, y de subestimar el trabajo que supone cuidar. Si consideramos que una pareja joven, sana y sin cargas familiares dispondría de 15.804 € /año, y sin embargo, una familia monoparental, plausiblemente una madre con un hijo/a dependiente debe de arreglárselas con 9.482 € al año, y además, buscarse la manera de conciliar vida laboral y privada, es obvio que estamos reproduciendo el patrón precarizador y no redistributivo por edad y género (que afecta enormemente al de clase, como señalan los analistas sociales y las recomendaciones de la UE). La RBU por sí misma no soluciona ni aborda algunos de los problemas sociales actuales más graves: la pobreza infantil y la crisis de los cuidados.
Hay otro aspecto de la RBU que me inquieta y me plantea una duda: ¿No será la RBU, de nuevo, una demanda con fuerte sesgo de género? ¿No es el fin primordial de la RBU aumentar la capacidad de negociación en el mercado laboral? Efectivamente, esto beneficia también a las mujeres, pero ¿es una prioridad para las mujeres? Desglosando por géneros, sospecho que la capacidad de negociación en el mercado laboral es más una prioridad masculina que femenina. ¿Realmente es prioritaria la capacidad de negociación en el mercado laboral frente a la pobreza infantil o la crisis de los cuidados, la falta de derechos sociales o la creación de las bases para un modelo reproductivo justo?. Lo ideal seria hacerlo todo, sin duda, pero no sé si llegan los dineros.
También me pregunto si no hay un cierto deseo de ser vanguardistas a nivel internacional: pretender implementar una ultrasolución ultraprogresista, solución que todavía ningún país de la UE ha implementado, en un país que históricamente no ha destacado por ser capaz de desarrollar modelos sociales avanzados, y que además, tiene importantes carencias en términos europeos en su modelo de bienestar social, me hace preguntarme si no estamos, como dice Vicenç Navarro empezando la casa por el tejado. En suma, la RBU deja de lado cuestiones sociales urgentes y sólo tendría sentido tras equiparar el estado de bienestar español a la media UE 28 y si es posible a la media UE 15 en todos sus ámbitos sociales.
Probablemente estemos, como comenta el manifiesto “Ultima llamada” a las puertas de una gran transformación de los modos de vida. El cómo se articule esta transformación depende de nuestras prioridades y de las decisiones que se tomen. Cuando hablamos de poner la sostenibilidad de la vida y a las personas en el centro, no se especifica cuál es esa vida y quienes esas personas. Quizá, sea útil, como estrategia de garantía de la justicia social de nuestras políticas, poner ahí a las niñas y a los niños.
ALGUNAS POSIBLES MEDIDAS POLÍTICAS CONCRETAS:
• Prestación monetarias directa por cada niña/o, bien universal (si van paralelas a una profunda reforma fiscal) o sujetas a renta, pero incluyendo todo el tramo de rentas medias-bajas, y con unas cuantías que alcancen la media UE 28 y se acerquen a la media UE 15. • Individuación de derechos. • Sanidad universal (no como derecho derivado) • Cotización a la SS de la crianza de un hijo como 3-4 años de contribución • Que las ayudas a la crianza se consideren derechos ciudadanos y no asistenciales. • Eliminación de los beneficios por familia numerosa • Eliminación de las ayudas a los colegios privados. • Creación de un organismo específico que gestione las ayudas y servicios a la infancia y a las familias (como la CAF en Francia) • Visibilización y regulación de las familias monoparentales. • Permiso parental remunerado - con tope mínimo y máximo- intercambiable de 12 meses. • Importante inversión en la escuela pública. • Ninguna ayuda pública a los centros privados (tampoco vía IRPF) • Derogación de la escandalosa regulación para infraguarderias de la CAM. • Creación de una red de guarderías publicas de alta calidad gratuitas o sujetas a renta con horarios extensos y flexibles. • Implantación a nivel nacional de una pedagogía respetuosa con el desarrollo infantil en la etapa 3-6 años. • Paulatina desaparición de los colegios concertados. • Derecho de todas las niña/os a colonias/ aulas de verano de calidad. • Servicio de extensión del horario escolar con extraescolares de calidad universal o sujeto a renta (pero con alta dotación) • Revisión de la fiscalidad de manera que valore los trabajos de cuidados y que no penalice el trabajo remunerado de las mujeres frente al de los hombres. • Metro y bus gratis hasta los 10 años y media tarifa hasta los 18 - 23 • Trenes: 1/4 de tarifa hasta los 7, y 1/2 hasta los 18.
Más análisis, y modelos de políticas sociales y familiares en España y la UE en: http://eprints.ucm.es/13905/1/CORRESPONSABILIDAD_DEL_ESTADO_EN_LA_CRIANZA.pdf
submitted by patmm88 to podemos [link] [comments]


Sesgos de género Las relaciones de poder y el género Equidad de género y Relaciones de poder - YouTube ROLES DE GÉNERO EN EL SEXO – Cómo afectan en las relaciones sexuales y en la pareja – Lara Herrero 10. Construir relaciones para la equidad de género - YouTube El sesgo de género en IA 💡 - YouTube El problema del sesgo de género en la Inteligencia ... Sesgos y prejuicios en películas sesgos de genero Webinar Coronavirus: el sesgo de género en el cuidado.

¿Qué es la perspectiva de género y por qué es necesario ...

  1. Sesgos de género
  2. Las relaciones de poder y el género
  3. Equidad de género y Relaciones de poder - YouTube
  4. ROLES DE GÉNERO EN EL SEXO – Cómo afectan en las relaciones sexuales y en la pareja – Lara Herrero
  5. 10. Construir relaciones para la equidad de género - YouTube
  6. El sesgo de género en IA 💡 - YouTube
  7. El problema del sesgo de género en la Inteligencia ...
  8. Sesgos y prejuicios en películas
  9. sesgos de genero
  10. Webinar Coronavirus: el sesgo de género en el cuidado.

¿Con ganas de saber más? ¡Haznos una visita! 🚀 👉 EN NUESTRO BLOG: https://blogthinkbig.com/ 👉 EN NUESTRO TWITTER: http://thkbg.blog/Poo850yeo2p 👉 EN ... Equidad de género en el aula ... Igualdad en las empresas. Barreras y sesgos de género en el ámbito laboral ... 1:58. Sesgo de confirmación: el experimento de Rosenhan y la secta de los ... Nivel: Telesecundaria Grado: Segundo Asignatura: Formación Cívica y Ética Bloque: 1 Secuencia 05. Cómo influye el género en mis relaciones En el show de Oscar Haza. Las relaciones de poder con la mujer, violacion, acoso laboral y dominancia interpersonal y social. Un tema vigente en todos los niveles sociales. Los sesgos de la mente son muy prácticos por su rapidez. Pero, a veces, nos juegan malas pasadas y tenemos que pararnos a pensar para descubrirlos. Por ejemplo, los sesgos de género dificultan ... Sexualidad y roles de género en primates y seres humanos ... El vídeo danés que nos recuerda lo fácil que es encasillar a las ... Sesgo inconsciente e igualdad de género, con Katherine ... Existen diversas soluciones para entrenar algoritmos de IA sin perpetuar sesgos de género, en muchas ocasiones se ha hablado de la importancia de aumentar el... Un buen ejemplo de cómo afectan en las relaciones sexuales es el rol de sujeto activo (socialmente impuesto a los hombres) y el rol de sujeto pasivo (socialmente impuesto a las mujeres). En esta webinar se abordará lo primero y lo segundo, a la luz del sesgo de género en el cuidado y la importancia de generar propuestas y soluciones que permitan avanzar en su redistribución ... Este cortometraje aborda el tema del poder que equivocadamente se ejerce en las relaciones de enamoramiento y/o noviazgo. Jorge piensa que si su pareja lo ob...